Masaje perineal en el embarazo ¿En qué consiste?

masaje perineal

Masaje perineal en el embarazo ¿En qué consiste?

 

Masaje perineal… ¿Has oído hablar de él?

¿Masaje perineal…? Si estás embarazada, probablemente hayas oído hablar del masaje perineal que se realiza antes del parto y también habrás oído decir que puedes realizarlo tú misma. ¿Pero es esto cierto?

¿Cuándo y cómo es aconsejable practicarlo?

Por una parte, el masaje perineal no es aconsejable realizarlo pasadas  36 semanas de gestación, ya que posteriormente este no proporcionaría beneficio alguno. De otra parte, cuando se produce un aumento notable del volumen del abdomen es bastante complicado llevar a cabo un automasaje.

Por este motivo tanto personalmente como profesionalmente no aconsejamos la práctica del automasaje .

¿Por qué en pareja?

En VERAFISIO pensamos que el embarazo es cosa de dos, a pesar de que erróneamente se pueda pensar que solo se vive en propia piel.

Entonces, si como proponemos se trata de un proceso que se vive al cien por cien en pareja, ¿quién mejor que la pareja para realizarlo desde el  primer momento?

¿En qué consiste?

El masaje perineal consiste simplemente en aplicar a la musculatura de tu suelo pélvico una terapia manual, del mismo modo que se realiza en cualquier otra musculatura. No obstante requiere:

  • Ciertas medidas higiénicas.
  • Ciertas medias ambientales.
  • Hay que realizarlo en un momento concreto del día.
  • Prestar plena atención al proceso del masaje.

Esta terapia manual nos servirá para aumentar la elasticidad muscular y favorecer la circulación sanguínea que rodean la vagina.

Beneficios del masaje perineal

  • Facilita el paso del bebé por la zona que debe estirarse al máximo.
  • Evita que se produzcan lesiones por falta de flexibilidad.
  • Evita lesiones por falta de irrigación en el tejido.

¿Te ayudamos?

Desde VERAFISIO te aconsejamos que no  dejes que vayan pasando las semanas y, aunque aún estés en el primer trimestre, ¡cuenta con nosotros y, si tienes alguna duda, pide cita o llámanos!