Latigazo cervical o propiamente dicho: esguince cervical

latigazo cervical

Latigazo cervical o propiamente dicho: esguince cervical

Latigazo cervical ¿cómo se produce?

El latigazo cervical es realmente  un esguince cervical: las vértebras salen y entran  rápido de nuevo en su rango de movimiento normal, esto crea inflamación a su alrededor y el cuerpo tiende a inmovilizar la zona creando rigidez para evitar otro movimiento similar que dañe aún  más la zona.
Incluso puede que, al entrar de nuevo en la articulación, las vértebras no se queden colocadas de la misma manera, y se produzca una rectificación cervical: las vértebras ya no están alineadas en curva natural, se quedan más rectas. En la radiografía se aprecia, a veces, la columna cervical casi en línea recta.

Consecuencias.

  • Inflamación.
  • Dolor.
  • Tensiones musculares alrededor del esguince.
  • Extensión de las tensiones musculares a dorsales medias y bajas.
  • Posibilidad de náuseas y mareo si la afectación es grave.

Latigazo cervical: Causas.

Puede que te hayan diagnosticado un latigazo cervical si has tenido:

  • Un accidente de tráfico.
  • Una caída de espalda.
  • Te has dado un golpe considerable en la cabeza.

Es un síndrome que se produce porque la columna cervical realiza, por un traumatismo o fuerzas externas, un movimiento brusco en forma de “latigazo”, se mueve violentamente en forma de S.

TRATAMIENTO.

 

Técnicamente es absolutamente necesario realizar un tratamiento de fisioterapia si se produce un latigazo cervical.
Si es así, ¡empieza cuanto antes! y cuenta con VERAFISO para tu rehabilitación.