¿Tienes dolor de espalda casi a diario? ¡Pues estírate!

¿Tienes dolor de espalda casi a diario? ¡Pues estírate!

¿Por qué tengo dolor de espalda casi a diario?

  • El mantenimiento de posturas durante horas es  la principal razón por la cual nuestra columna pierde flexibilidad.
  • Al no variar nuestra postura lo suficiente y al no dar movimiento al cuerpo frecuentemente, se pierde grado de movilidad.
  • Si además por culpa del trabajo, las clases o nuestra inactividad física pasamos el día en la misma postura (sentados, de pie, tumbados…) la espalda perderá aún más su capacidad de estirarse.
  • Con la rigidez, el cuerpo emite dolor cada vez que intentamos movernos fuera del alcance de movimiento de nuestra postura.

Te proponemos unos sencillos estiramientos para mantener tu columna elongada y así evitar rigideces articulares

  • Estiramiento de “El mahometano”. Coloca una esterilla en el suelo, si lo haces sobre la cama o el sofá no tendrás buena superficie de apoyo y no estirarás bien. Siéntate sobre tus talones. Deja caer la cabeza sobre la esterilla hasta que, suavemente, apoyes la frente en el suelo. Ahora lanza tus brazos hacia adelante estirándolos por encima de tu cabeza.
  • Estiramiento de “El dromedario”. Colócate en cuadrupedia o en ‘cuatro patas’, también sobre la esterilla. Arquea todo lo que puedas tu columna hacia arriba, siente como tus brazos se separan cada vez más del tronco. Coloca tu columna igual que la joroba de un dromedario. Baja la cabeza a la vez que arqueas hacia arriba.
  • Estiramiento de “El gato”. Ahora, en la misma posición, arquea la columna hacia abajo, saca el abdomen como cuando el gato se estira, sacando glúteos hacia arriba y subiendo la cabeza.
  • Rodillas al pecho. Túmbate boca arriba. Llévate las rodillas flexionadas hasta el pecho. Abrázalas durante unos segundos y vuelve a dejarlas sobre la esterilla.

Finalmente

  • Ponte de pie, descalzo.
  • Coloca los pies separados al ancho de tus caderas.
  • Deja las rodillas estiradas y sin doblarlas.
  • Baja con tus manos con la intención de tocar el suelo.
  • Dobla bien tu columna y para cuando notes tensión.

 

En VERAFISIO pensamos que con esta tabla corta y fácil de realizar darás tregua a tu musculatura y le recordarás que estar rígido no es lo natural. Practícalos a diario y tus dolores se calmarán. Pregúntanos  y te informamos.